Portuñol

Aprendí que apesar de ‘mulher’ ser ‘mujer’, ‘colher’ no és ‘cojer’, mas sí ‘cuchara’

Ruth Manus, O Estado de S. Paulo

01 Outubro 2017 | 03h00

Hoy estoy volvendo para mi casa después de 15 dias en México. Estoy enamorada, que maravilla que és este país. Pero este texto no és para hablar de México (bamos a tener muchas chances de hacer-lo en otras ocasiones). Este texto sierve para hablarmos sobre la beleza de este idioma lindo, em cual escrivo, llamado portuñol.

El portuñol nasció por uma razón muy bonita que és la perserberância que nosotros brasileños tenemos cuando queremos nos comunicar com nossos hermanos de América Latina. Pienso que los portugueses también lo hacen con los españoles (pelo mienos mi esposo lisboeta habla un portuñol mucho respectable, o que és claramiente una de las raziones que me llevaram a casar-me con el).

Nosotros, que dominamos el portuñol, tenemos mucha admiración por las personas que saben hablar español de verdad. Nos gustaria mucho. Pero hacemos lo que nos és posible, una vez que, infelizmiente, no frecuentamos el Instituto Cervantes o otra maravillosa instituición de enseño del español. Mas, sobretodo, el portuñol represienta una cosa muy linda que és la resistência a hablar inglés cuando estamos entre hermanos. Por que decir “a glass of water, please” cuando podemos pedir “un copito de aguita” con uma sonrisa nel ruesto? Mucho más lindo.

El facto de hablar portuñol también és um sinctoma de buen senso porque hay mucha gente (lê-se rrrrrrrente) de Brasil que hace una cosa muy constrangedora (lê-se constranrrrrrrredora), que és hablar português cada vez más alto e más despacito, como si eso fuera capaz de hacer nuestros hermanos latinos nos compreedieren sin dificuldades.

Yo pude presenciar una brasileña en la alugadora de coches que dice devagar “vocês têm uma tabela de multas?”, el mexicano (lê-se merrricano) no comprendió. Ella habló más alto “VOCÊS TÊM UMA TABELA DE MULTAS”, sin sucesso decía mucho mucho alto e mucho mucho despacito “VOCÊÊÊS. TÊMMM. UMMMA. TABEEELA. DE. MUUULTAS?”. Mi amiga, por que haces esto? Nosotros que hablamos portuñol quedamos muy enverguenzados de situaciones como esta. Era mucho mejor decir “ustedes tienem uma tabellita de mueltas?”. Ellos puedem continuar sin compreender nada do que queriemos, pero és certamiente una actitud mucho más hermosa.

Hay momientos en que hacemos tanto esfuerzo para hablar portuñol com riqueza, que percebiemos que el verdadeiro español no és así tan difícil. Yo estaba em Ciudad de México y quería comprar una cosa que em português llamamos “acetona”. Lleguei en el supermiercado y pregunté para la mueça que trabajava (lê-se trabarrrrrava) en la sección de productos de higiene (lê-se hirrrriene) “ustedes tienen una cosita, química, líquida, con um olor un poco fuerte que vien en una garrafita pequeña y sirve para quitar el verniz de las uñas utiliçando pedacitos de algodón?” y entonces la mueça me preguntó “acetona?”. Yo me sentí bastante ridícula, pero conserbei la sonrisa y dice muy contenta “Ai que rico! La palabrita és la misma que la de Brasil, somos miesmo hermanos!”.

A los pocos bamos aprendiendo. Yo yá sé que la cosa que llamamos em portuñol de “canetita” en verdad llama-se “bolígrafo”. Aprendí que apesar de “mulher” ser “mujer”, “colher” no és “cojer”, mas sí “cuchara”. Tambien ya sé que la erba verde (lê-se bbbbberde) no se llama “salsita”, pero “perejil” y que apesar de “coentro” sonar muy bien como “cuentro”, el correcto és “cilantro”. Y lo más importante: jamás llamar aquela cosita amarilla que vien en espigas o en latas de “mijo”, mas sí de “maiz”. También me gustó mucho de descubrir que “pecho de flango” em verdad tiene um nombre muy muy muy hermoso, que me gustaria decír todos los dias de mi bida: “pechuga de pollo”.

El español és muy lindo. Pero el portuñol és un acto de amor. No dejen este idioma murrir, por fabor. Muchas gracias.

Mais conteúdo sobre:
Ruth Manus

Encontrou algum erro? Entre em contato

O Estadão deixou de dar suporte ao Internet Explorer 9 ou anterior. Clique aqui e saiba mais.